Está situada en la castiza calle El Beso 16, lo que fue la judería y el barrio árabe de la ciudad, casi a la espalda del camarín de Nuestra Señora del Rosario, Patrona de Hellín.

Consta de bajo y planta primera, con casi 160 metros construidos.

Primitivamente, el edificio fue una vivienda, pero se dividió en dos casas para que vivieran dos familias; con el paso de los años dejó de ser habitada, por lo que se encontraba en la ruina y prácticamente derruida.

Gracias a la generosidad de los propietarios de ambas casas, están fueron donadas a la Real Cofradía de El Prendimiento.

Por una parte D. ª Purificación Martínez Morcillo y D. Rafael Martínez Morcillo y de otra D. ª Milagros Sáez del Pueblo, firmaron las escrituras de donación el 29 de agosto de 2007.

Las obras de rehabilitación comenzaron el 15 de noviembre de 2008 y continúan en la actualidad, ya que todo se está haciendo a mano, pues por las dimensiones de la calle, no puede entrar maquinaria a trabajar.

Agradecer desde aquí, la labor, esfuerzo y tesón de todos los cofrades que están aportando su trabajo, para que esta casa de Hermandad sea una realidad.