San Rafael, es el Patrón de la ciudad. La devoción a este Arcángel, data probablemente del S. XVI, encomendándose a él para la protección contra el pedrisco.

La imagen del Arcángel Rafael hellinero, es muy particular, pues no se corresponde bíblicamente con este arcángel, ya que porta una espada como San Miguel y su festividad se celebra el 24 de octubre, tal y como se hacía antes del Concilio Vaticano II.

Fue coronado el 24 de octubre de 1964 por el Abad Mitrado de la Basílica del Valle de los Caídos, Fray Justo Pérez de Urbel.

Referente también para esta cofradía, por lo que se le pide protección y que acompañe a los cofrades de El Prendimiento todo el año, así como en la Estación de Penitencia de Jueves Santo.