El escudo de la Real Cofradía de El Prendimiento se extiende sobre campo de plata.

En el mismo centro, encontramos el escudo de Hellín, representando lo más profundo del Corazón de Dios, donde se encuentran todos sus hijos.

A ambos lados del escudo de la ciudad, se sitúan dos Alabardas Reales, que representan la Realeza de Cristo.

Todo lo anterior está circundado en forma de rombo con diversos entrantes y salientes, donde aparece la fecha de fundación de la Cofradía, 1950 y 2008, donde se modificó el escudo tras la concesión del Título de Real, todo ello rematado con la Tiara Papa. Fuera, aparecen dos Corazones que representan el Dulce Corazón de María.

Nuevamente se rodea lo anterior con diversas hojas silvestres, que representan la naturaleza, símbolo de todo lo creado por Dios. Todo esto está rematado por la Corona Real, tras la concesión del Titulo de Real a la Cofradía por S. M. El Rey D. Juan Carlos de Borbón y en la parte inferior, la Flor de Lis, símbolo de los Borbones.