Imprimir  Enviar a un amigo  Enviar a un amigo

Visten los nazarenos túnica de sarga fucsia, capa de raso gris al igual que el capuz alto, donde va bordado en la parte delantera el escudo de la cofradía. Hasta hace relativamente pocos años, las túnicas eran de raso.

Se utilizan estos colores por indicación expresa del propio escultor de El Prendimiento, D. Federico Coullaut-Valera Mendigutía.

No se sabe el motivo de estos colores, pero principalmente el de las túnicas, podría tener una explicación litúrgica. Este fucsia, es muy similar al violeta de Obispos y Arzobispos. Significa penitencia. Asociado a los obispos, hace referencia a su equiparación en la antigüedad con los reyes. Este color se obtenía, por un procedimiento muy complicado de la tintura extraída de un marisco que en griego se conoce como "porphyra". Ese color era solicitado por los reyes, dado el costoso y caro procedimiento de consecución; por tanto era un color asociado a la realeza; en la medida en que la Iglesia ha querido siempre imitar a “los príncipes de este mundo.

En la procesión del Silencio de Jueves Santo, portan los nazarenos una vela, que representan la luz de las antorchas con las que fueron a prender a Nuestro Señor.

Hasta el año 2011, la Cofradía también participaba Viernes Santo por la mañana en la procesión del Calvario, portando ese día un báculo con la alegoría de la imagen titular.

En la actualidad forman unos 120 nazarenos en las filas de la Cofradía